¿Qué podemos hacer para que la Lactancia Materna sea “sostenible”?

 

Por ser la Semana Mundial de a Lactancia Materna (SMLM) toca hablar de alimentación infantil, pero en un contexto muy importante que nos implica a todos, el Desarrollo Sostenible, que se refiere al aumento del bienestar individual y colectivo.

 

El concepto de Desarrollo Sostenible (DS) fue descrito y adoptado como paradigma de las Naciones Unidas en 1987 en el Informe de la Comisión de Bruntland como un “ desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”.

 

Para este año la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna (WABA) propone centrar el desarrollo de la Semana Mundial en la concientización de la lactancia como práctica fundamental para lograr un Desarrollo Sostenible, su relación y el papel de todos los actores de la sociedad para lograrlo.

La forma de alimentar a nuestros hijos es una decisión individual, que no debe ser juzgada ni criticada. Simplemente, como en muchos otros aspectos, las madres, los padres y las familias eligen lo que sienten y creen que es mejor y lo que sus circunstancias le permiten hacer. En mi caso, yo elegí la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y luego complementada hasta más de 2 años.

Por esto, por mi experiencia como madre, médico y especialista en nutrición cínica es mi primera recomendación, la promuevo y apoyo siempre que puedo, respetando al entorno y al planeta. Intento no imponer mi manera de pensar a nadie, pero estoy en total disposición de ayudar a todo el que me lo pide. Además, por las redes sociales siempre defiendo la lactancia materna como pilar fundamental de una alimentación saludable.

En esta oportunidad quiero puntualizar a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible las acciones que podemos llevar a cabo desde nuestro lugar y rol en la sociedad para a través de la lactancia materna cuidar nuestro planeta para las futuras generaciones y no estoy hablando de reciclar y recoger la basura que generamos.

 

Los puntos fuertes de la LM en relación con el DS son:

  1. La lactancia materna es la base de la nutrición y seguridad alimentaria infantil.
  2. Un niño amamantado tiene la seguridad de recibir nutrientes de calidad, energía adecuada y menor riesgo de desnutrición y obesidad. Por lo tanto previene el hambre, promueve un desarrollo integral adecuado y mejora la salud.
  3. El hecho de que todos los niños reciban leche materna asegura la igualdad de género en alimentación desde su nacimiento, porque todas las madres pueden dar leche y esa leche siempre será la mejor para ese niño, porque la glándula mamaria produce leche según las necesidades del bebé.
  4. Cuando un niño toma leche materna exclusivamente los primeros 6 meses, no necesita agua para beber ni para preparar fórmulas. Así, protegemos su salud de enfermedades que se trasmiten por esta vía y disminuimos el consumo.
  5. La lactancia materna no requiere energía combustible para su producción. Por lo tanto apoya el consumo responsable al ser una fuente de recursos saludable, viable, no contaminante, intensiva, sostenible, ecológica y natural, que protege al clima y los ecosistemas.
  6. Las organizaciones, gobiernos, empresas y sociedades que protegen la lactancia materna y defienden los derechos de las madres y los niños que son amamantados, son más humanas, responsables, justas y asumen que la productividad de la mujer supone atender sus necesidades, por lo tanto es mejor.

 

 

¿Qué podemos hacer para defenderlos?

  • Primero que nada, seas quien seas, estés donde estés, respeta. Evita comentarios negativos o reprobar a una madre que amamanta. Ya la OMS y muchas asociaciones científicas aseguran y defienden que es la mejor manera de alimentar a un niño durante los primeros dos años de vida o más.
  • Si eres mujer y no has tenido hijos, piensas tenerlos o los has tenido pero deseas saber más: Infórmate. Toma la decisión de la alimentación de tus hijos de la manera más conciente posible.
  • Si eres hombre, padre, hermano, compañero, amigo de una mujer que quiere amamantar: , protege y defiende. El niño amamantado y es valorado será un mejor ser humano.
  • Si tienes una empresa o trabajas con mujeres, acompáñalas a defender sus derechos de un empleo digno e igualitario, horarios que promuevan la conciliación, espacios para la extracción de leche, guarderías cerca del trabajo.
  • Si vives, pero quieres tener un planeta mejor donde podamos vivir todos, se tolerante, evoluciona, cuida tu entorno.

 

Que esta semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebra en agosto o en octubre en todo el mundo, ayude a movilizar el gusanillo de la conciencia por lo que nos rodea, que nos incumbe y requiere que nuestra acción para evitar la destrucción y lograr su preservación: NUESTRO PLANETA.

Para saber más sobre la SMLM http://worldbreastfeedingweek.org/

 

 

 

Anuncios